Más Profundo

Conectarte

Servir

Crecer

1. Recibir a Cristo

Este es el primer paso para que tu vida espiritual comience. Recibir y creer en Cristo (Juan 1:12), es la decisión más importante en la vida de cualquier hombre, mujer o niño. Cuando reconoces que estás separado de Dios por causa de tu pecado y ese pecado merece el castigo de la muerte.
Pero Dios muestra su amor contigo, en que aunque eres pecador, Cristo muere en lugar tuyo (Romanos 5:8). El inocente toma el lugar del culpable. Así crees con fe, que Cristo hizo eso por ti, le aceptas en tu corazón para que te salve de la condenación. Entonces invitas a Jesucristo a tu corazón para que sea el Salvador y Señor de tu vida. (Juan 3:16; Juan 5:24)
Si aún no tienes claro el plan de Dios para ti. + Lee aquí

2. Involucrarse con Cristo

El segundo paso es involucrarte con Dios a través de Cristo. Compartir con otros cristianos que también siguen a Cristo. (Hebreos 10:25) Eso te va ayudar en tus relaciones, tu ánimo, tu salud espiritual y finalmente en todas las áreas de tu vida. Por eso te invitamos a que nos conozcas. Veas que creemos, hacemos y como tú puedes ser parte.

3. Crecer en Cristo

Todos comemos y nos alimentamos diariamente. Por lo general con un desayuno, almuerzo y una cena. Una buena alimentación nos ayuda a crecer y mantenernos en forma. En la vida espiritual sucede lo mismo. Este es el tercer paso: Crecer espiritualmente. Leyendo tu Biblia, orando y compartiendo con otros creyentes. También es bueno que tomes cursos bíblicos o discipulados. Este es el tercer paso. Uno de los propósitos de Dios para tu vida es que puedas crecer espiritualmente. Por esa razón nos apoyamos y juntos queremos ayudarte a que puedas alcanzar las metas que Dios tiene para tu vida.
Si te interesa estudiar algún curso. + Lee aquí

Ver estudios bíblicos que puedo tomar