A mi manera

a mi manera

La promesa de Dios es más firme que nuestra soberbia de querer hacer las cosas a mi manera. Vivir a nuestro modo. Tarde o temprano nos estaremos quejando delante de Dios porque las cosas no salieron como esperábamos . La recomendación es clara. Acércate a Dios, recíbelo como salvador personal, busca su camino y sujeta todas las decisiones de tu vida a Él. No esperes los malos resultados de tus malas decisiones…

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
– Mateo 6.33

Busca la voluntad de Dios en tu vida

Fuente: Dios y Tú – Díptico 14 julio 2013 – IB Recoleta
– P. García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *