Benedictus

benedictus

10 diciembre 2017 Zacarías nos habla lleno del Espíritu Santo. Profetiza y proclama el cántico del Benedictus. Este hombre, padre de Juan el bautista, cumple con la tarea de entregar buenas nuevas a su pueblo. Mostrando la fidelidad de Dios, ya que se cumpliría la promesa hecha por Dios a los santos sobre la venida del Salvador y Libertador de Israel. También el profeta nos trae un mensaje de esperanza y seguridad al mostrar a Dios misericordioso y fiel a su palabra. Que cumple sus pactos y cumple sus promesas.

Todos sus vecinos y parientes se alegraron al enterarse de que el Señor había sido tan misericordioso con ella.
Cuando el bebé cumplió ocho días, todos se reunieron para la ceremonia de circuncisión. Querían ponerle por nombre Zacarías como su padre, pero Elisabet dijo:
—¡No! ¡Su nombre es Juan!
—¿Cómo? —exclamaron—. No hay nadie en tu familia con ese nombre.

Entonces, le preguntaron por gestos al padre cómo quería que se llamara. Zacarías pidió con señas que le dieran una tablilla para escribir y, para sorpresa de todos, escribió: «Su nombre es Juan». Al instante Zacarías pudo hablar de nuevo y comenzó a alabar a Dios. Todo el vecindario se llenó de temor reverente, y la noticia de lo que había sucedido corrió por todas las colinas de Judea. Los que la oían meditaban sobre los acontecimientos y se preguntaban: «¿Qué llegará a ser este niño?». Pues la mano del Señor estaba sobre él de una manera especial.
– Lucas 1.58-66 NTV

Zacarías profetiza sobre él que iría delante del Redentor. El niño Juan, su propio hijo. Quien al crecer le conocerán por ser él de lugares desiertos y cómo prepararía el camino de su Señor. Y una tarea aún más trascendente pues prepararía los corazones de los hombres para recibir al Cordero que quita el pecado del mundo, quién da el perdón y la salvación.

Juan era como la aurora de la mañana que va delante del Sol. Nuestro Señor, el Sol de Justicia. El único capaz de disipar las tinieblas. El Mesías de Israel y de todo el mundo. Él nos traería la luz que necesitamos para ser puestos a salvo del pecado y la destrucción del hombre.

En tiempos de Zacarías el pueblo se enteró que el plan de Dios comenzaba a ponerse en marcha. Luego fue Juan el que divulgó la pronta entrada en escena de nuestro Salvador. Benedictus, el Bendito de Dios vino al mundo para librarnos de la perdición, así como los profetas lo anunciaron muchos años antes.

Jesús vino por mí y por ti

«Vom Himmel hoch, da komm ich her» (del alto cielo vengo yo) Himno escrito por Martin Lutero. Música compuesta por Michael Praetorius. Interpretan Cantus Thuringia & Capella.

[su_divider top=»no» style=»dotted» divider_color=»#228800″ link_color=»#e9e9e9″ size=»1″ margin=»20″]

Autor: Juan Acuña G.
Imagen: Pxhere

[su_button url=»http://ibrecoleta.cl/adviento-navidad-2017/» style=»flat» background=»#205050″ size=»8″ wide=»yes» center=»yes» radius=»3″ icon=»icon: star» icon_color=»#f9f9f9″]Volver al calendario de Adviento[/su_button]
[su_divider top=»no» style=»dotted» divider_color=»#228800″ link_color=»#e9e9e9″ size=»1″ margin=»20″]

[contact-form-7 id=»3579″ title=»Suscripción a Boletín / post footer y sidebar»]